Catalina Paz

Tengo 28 años de edad. Nací en Chile pero soy nómada e inmigrante desde los 13 años entre Sudamérica y Europa. El Arte ha sido amigo, refugio y experimento desde que tengo memoria, transitando por el mundo de las acuarelas, la poesía, algunos acrílicos y la danza. De una forma más profesional, esta última especialidad es a lo que más he dedicado mi tiempo y donde he podido participar como creadora y monitora de talleres en algunos proyectos de cooperación internacional (danza y género, danza y cambio climático). Mi perfil artístico se relaciona así con la danza contemporánea, Afro y Gaga dance. En esta residencia voy a investigar la videodanza con ganas de ver a donde me lleva el camino digital.

Cata.jpeg

Semilla

En toda acción y en todo momento hay un inicio. O tal vez no existe pero lo buscamos. Un punto en la línea, un algo que fue y enciende un recuerdo. La prehistoria de lo tangible y lo intangible es lo que investiga mi obra. Poder congelar un movimiento dentro de la coreografía llamada vida. Regresar a lo primigenio, a ese placer de las cosas simples y efímeras que nos ofrece la naturaleza y que muchas veces no logramos ver. Celebrar el hedonismo del vivir a través de nuestros cuerpos asimétricos y perfectos. 

Bailo para transmitir sensaciones que no caben en las palabras. Pinto y escribo para darle a mi razón un espacio de comunicación y lucha. Mi arte es experimental, un discurso subjetivo que atraviesa los sentidos, un compartir que invita a mirar como queramos mirar y generar experiencias que atraviesan mundos surrealistas.

 

Propuesta de obra

Semilla  es un proyecto multidisciplinario que incluye vídeo-danza, pintura y performance. Nace con el propósito de celebrar la vida.  Paradigma de comunidades colonas que siendo pioneras habitaron diversos contextos y paisajes, las semillas enmarcan largas historias que varían desde viajes a batallas por la supervivencia. Trasmutando a la deriva del agua, el viento, la tierra e incluso estómagos de animales, este elemento es un ejemplo latente de energía y placer por la existencia. 

A nivel metafórico, la creación de bosques, selvas o grandes  parques  urbanos a partir de un elemento individual, puede ser comparado a movimientos humanos tan simples como el nacimiento de una amistad, un amor o una lucha social. Un espectro sobre el origen, el inicio, un Big Bang que no son nunca un punto en la línea sino círculos de nacimiento y muerte.

Inspirados por nuestra experiencia en la sede del museo Nuria Rengifo en Galápagos (julio 2022) hemos investigado a nivel visual, corporal, conceptual y social la importancia de las semillas en esta isla. Sus texturas, sus frutas, sus ciclos. 

Hemos querido destacar con especial énfasis la abstracción y la visión holística sobre todos los puntos que componen un sistema y que  conforman una red. Aunque sean entidades únicas e individuales, la adaptación natural crea vínculos entre especies y continúa evolucionando. Una perspectiva microscópica que llevada a escala humana plantea el poder de la unión y la importancia de nuestros vínculos.

 

SEMILLA es una pieza de video-danza experimental creada durante la residencia artística Nuria Rengifo sede Galapagos, julio 2022. Tras los testimonios y las historias de las primeras personas que vinieron a habitar la Isla Santa Cruz, esta pieza encuentra inspiración en ese viaje hacia una tierra lejana y desconocida por mar y tierra.

 

En un tiempo y un espacio donde no hay forma humana, este proyecto nace como metáfora y homenaje a las otras viajeras hoy abuelas de arboles ancestrales y endémicos. Una lucha por la supervivencia, un Big Bang de flora única en el mundo, celebrando la adaptabilidad y el hedonismo por vivir.

Contáctate con Catalina Paz

kisspng-facebook-computer-icons-logo-fac
pngegg.png